Canción Virgen de la Guía

Cuando al mar bogando va,
va cantando el marinero
aquello que yo más quiero
en Portugalete está.

Es una bella mujer,
es la luz del alma mía,
y a la Virgen de la Guía
que ampara nuestro querer.

Aquel vapor que monta la esquina
la ría bilbaína también entrará.

Será amarrado en la Franco Belga
con unos cabitos, con unos cabitos
que la lancha le da.

Le da un anclote, que tumba la lancha,
todos al momento, todos a nadar,
todos a nadar.

Y el que no sabe se agarra a la lancha
y el que no puede más,
y el que no puede más,
se va a lo profundo del mar.

Tengo un novio zapatero
amigo de trabajar con el martillo
en la mano y la caña de pescar.

Y se va a la punta del muelle
a tirar los quisquilleros
en abrir y cerrar boca
se parece al Torronero.

Está muy bien, está muy bien,
está muy bien,
de ese consejo participo yo también (bis)

Vengan santos querubines
con corbata y calcetines.
Angerolum Serafines ….
Todos santos, santos soooon

Canción Virgen de la Guía

Canción Virgen de la Guía

Canción Virgen de la Guía (97.85 kB)