Virgen de la Guía

Desde 1974 esta Sociedad tiene el honor de organizar  la festividad de la Virgen de la Guía que se celebra el día 1 de Julio,  es de origen marinero y gran tradición, la fiesta se celebra en el Casco viejo, pero impregna a todo el municipio,  forma parte del calendario festivo de Portugalete.

Virgen de la Guía

Virgen de la Guía

Comienza a las 9:00 hrs. con el chupinazo, el izado de los Dominguines* y la ofrenda floral a la Virgen, realizando el programa festivo con interesantes iniciativas (txistularis, fanfarrias, cabezudos, triki-trixas, juegos, danzas, concursos, sokatira, la canción a la Virgen de la Guía, bailables) que han llevado al espíritu de la fiesta la máxima implicación de todos los portugalujos y de las gentes que visitan ese día Portugalete.

Cerca de 65.000 asistentes se han llegado a registrar en esta fiesta que tiene unas pocas horas de duración, pero que es intensa en actos y actividades.

En 1998 se incorporaba al programa festivo la  Procesión Marítima, con la imagen de la virgen recorriendo la ría hasta los limites de Portugalete, allá junto a “la punta” en el Muelle de Hierro. También hace unos pocos años se incorporaba el Concurso de Barrenadores, frente al Ayuntamiento, una cita que es puntuable dentro del calendario del Campeonato de Euskadi.

El Concurso de Marmitako en la plaza de la Rantxería, los juegos para los más txikis, la soka-tira, la verbena, la actuación de la Banda Municipal, la Bajada de las 3 de la tarde, los Encuentros con la Canción Portugaluja…  son algunos de los actos  de los que consta la jornada.

A las 12 de la noche, la Gran Bajada parte de lo más alto de la calle Coscojales y tras la Banda Municipal al son de un pasacalles, los mozos formando una gran multitud y cogidos del hombro avanzan en un ambiente de alegría y jolgorio, llegando hasta la verbena, que se prolongará hasta altas horas.

*Los dominguines son dos grandes muñecos de trapo que penden en la calle Coscojales y son volteados en la bajada . Representan un matrimonio, Domingo y Dominga, que vivió en dicha calle, y que eran muy aficionados al vino, por lo que eran invitados a tomar txikitos en cantidad, siendo la diversión de la fiesta.

Hemeroteca

Disponible en: Euskera